Muy intenso, pero sencillamente GENIAL!

Verónica, la profesora, atenta a los movimientos de cada alumno para corregir posturas. Muy profesional y clases nada rutinarias. En dos meses he fortalecido los musculos y aumentado la flexibilidad,
Si además, se añade que es encantadora, la clase se convierte en PERFECTA!